Conducción a cielo abierto.

Abra la capota de lona automática y sienta un placer de conducción sin límites.

A cielo abierto. En 20 segundos.

Se abre una tapa por detrás de los asientos traseros, las ventanillas laterales descienden sin ruido y la capota de lona negra del cabrio se pliega suavemente.

Al cabo de unos 20 segundos, la capota desaparece completamente en el alojamiento situado debajo de la tapa. El proceso funciona también durante la marcha, hasta una velocidad de 50 km/h.

Diseño del vehículo.

Con la capota abierta se aprecia la perfecta armonía entre el diseño exterior e interior.

La parrilla de efecto diamante es una declaración de principios en favor de la diversión al volante. Las llamativas líneas sobre el capó apuntan claramente en una dirección: hacia delante. Hacia las grandes entradas de aire y los faros LED High Performance que culminan el diseño con un toque de aplomo. El interior invita a subir a bordo, respirar hondo y sentirse libre.

Mercedes-AMG.

Experimenta un intenso placer de conducción y un rendimiento de conducción emocionante. Con un Mercedes-AMG te hacemos una promesa: prometemos siempre ir un paso más allá para convertir lo que es técnicamente factible en una realidad inimitable. Para que los automóviles excepcionales se creen para personas excepcionales. Bienvenido al mundo de Mercedes-AMG.